You are currently browsing the monthly archive for mayo 2006.

… que de una novelita burguesa surge una peliculita tan burguesa y anodina como cabría esperar.Ocurre también que se convierte en un pequeño clásico de la escena britanica por alguna razón que probablemente nadie sepa explicar.

Incluso podría ocurrir que ustedes vean la versión cinematográfica un día de esos en los que la tristeza dulce, esa que creemos controlar, nos hace pensar en esos momentos buenos y malos que pasaron y que los que están por llegar… Y como resultado de semejante conjunción cósmica… acaben disfrutando de su visionado.

Es más, es posible que se ilusionen incluso con la historia de las tres hastiadas mujeres que deciden viajar juntas a la Toscana de principios del siglo XX por diferentes razones pero con un mismo objetivo, reencontrar esa chispa perdida que le de sentido a todo esto.

Y su aventura no será fácil, no crean. Ya desde su llegada todo será decepcionante para ellas…

Sin embargo, no subestimen el poder hipnotico de la primavera Toscana y su efecto revitalizante. Disfrutenla sin prejuicios, como un entremés, y probablemente les produzca el mismo efecto que obró en mí. 

Eso sí, les advierto que dirige Mike Newell. Avisados están…

… puede que no te lleve a Oz, pero siempre será mejor que quedarse para ser exterminado por los nazis.Los judíos de un pueblo centroeuropeo deciden huir de su destino. Para ello traman un plan que les llevará a la Unión Sovietica para más tarde llegar a Palestina. 

El plan consiste en fletar un tren "fantasma" que les permita pasar desapercibidos entre las líneas nazis. Todos aquellos que hablen un alemán fluido serán nazis de pega. Los demás se harán pasar por deportados camino de algún campo de exterminio.

Y tan descabellado plan podría salir bien… Y si es así, será gracias a Mordechai, hombre de negocios que les salvará el pellejo en más de una ocasión gracias a su convincente interpretación de marical de campo alemán. También hay un rabino sabio y torpe, un lúcido tonto del pueblo llamado Shlomo que pasará la mayor parte del viaje encaramado en el techo del tren, un partido comunista liderado por un resentido despechado, un bobo, hijo del hombre más rico del pueblo, abiertamente enamorado de la bellísima hija del rabino, y mil historias más…

Habrá tiempo para todas ellas durante la larga huída…

Habrá tiempo para que unos muestren debilidad, otros miedo y otros esperanza.

Y para que Shlomo espíe a Esther, la bella hija del rabino… mientras ella se peina, mientras pasea, mientras come, mientras duerme, mientras retoza con su rico y confuso enamorado…

Esther, después de descubrir la indiscrección de Shlomo, frena suavemente al tipo que la acompaña ("déjame a mí, él no está bien"), cuando éste disponía a zurrarle…

Esther: "¿Moriremos todos, Shlomo?"

Shlomo: "¿Quién sabe…?"

Esther: "¿Alguna vez has estado enamorado?"

Shlomo: "Sí"

Esther: "¿De quién?, ¿De alguien que está en este tren?"

Shlomo: "Sí"

Esther: "¿Quién es ella, Shlomo?"

Shlomo: "Eres tú"

Hace dos semanas pude volver a visionar la segunda parte del macrodocumental “Shoa”, realizado por el director francés Claude Lanzmann.

Lo vi por primera vez hace unos trece o catorce años. Recordaba con poca nitidez las casi diez horas de metraje divido en tres partes que componen esta especie de nota mental hilvanada únicamente con los testimonios de supervivientes del Holocausto, prescindiendo de cualquier material documental que no sea la propia memoria de las víctimas.

Una escena en concreto me hizo temblar de emoción en su día (no se sorprendan, ya saben que sufro de lágrima fácil), así que intenté revisionarla para comprobar el grado de envilecimiento al que he sido sometido en estos últimos años. Pero para mi sorpresa (o desgracia), parece ser que continuo sin aprender a contener lágrimas, temblores y emociones. Todo ello después de que por la mañana leyese en un periodico la condena de 1 a 3 años de prisión dictada por un “juez” ruso a tres adolescentes de entre 16 y 19 años acusados del asesinato de una niña tayika de 9 años a quien mataron asestándole 7 puñaladas. Añade la noticia que el comportamiento de éstos fue deplorable durante el juicio. Insultaron a los familiares de la niña, lanzaron proclamas racistas y se burlaron del relato de los supervivientes del ataque, el padre y el primo de la niña. Al termino de las sesiones, el “juez” les condenó a tan “dura” pena considerando su acción como un acto de “gamberrismo”.

25 personas han muerto victimas de atentados racistas en lo que va de año en Rusia. La mayoría de ellos africanos, subsaharianos y chinos.

La escena de la memorable “Vencedores o Vencidos” en la que un avergozando juez nazi se levanta enfurecido de su asiento, tras escuchar las mentiras con las que su abogado defensor intenta exculparle de toda culpa, mientras grita “¿es que vamos a empezar otra vez?”, me vino a la cabeza al leerlo… Pero permítanme que les relate la escena de las que les hablé antes.

La transcripción está en parte basada en mi memoria, disculpen la más que probables erratas…

La entrevista se desarrolla en el interior de la peluquería en la que trabaja Eli, peluquero profesional utilizado por los nazis para “recolectar cabello” en Auschwitz. Éste, contesta las preguntas mientras realiza un corte de pelo a un cliente. Lo hace con extrema frialdad, sin que denote emoción alguna ante el recuerdo de las atrocidades que relata.

El fragmento que sigue es el final de la entrevista.

Entrevistador: ¿Qué sentía al tener que cortar el pelo a gente que moriría sólo unos minutos más tarde?

Eli: Nada.

Entrevistador: ¿Nada?…. ¿Ni siquiera compasión?

Eli: Entienda que en aquellas circunstancias una persona terminaba deshumanizada.

Entrevistador: ¿Cortó el pelo a alguien conocido? ¿Algún amigo o familiar, tal vez?

Eli: Sí. Conocía a muchas de las personas que murieron allí.

Entrevistador: ¿Qué le decían?

Eli: Se abalanzaban sobre mí, me abrazaban. Querían saber qué sería de ellos, aunque muchos lo sospechaban.

Entrevistador: ¿Hubo alguien de su familia entre ellos? ¿Algún amigo intimo?

Eli: En una ocasión… (los labios le tiemblan. La voz se le entrecorta por primera vez). Mi hermano, su esposa e hijo.

Entrevistador: ¿Qué ocurrió?

Eli se gira sobre si mismo y deja de hablar. Intenta refugiarse en una esquina ante la mirada incesante de la cámara que le persigue.

Entrevistador: Por favor Eli, debe contarlo…

Eli: No puedo, es demasiado doloroso.

Finalmente Eli rompe a llorar discretamente mientras intenta acabar el corte de pelo que ha estado realizando todo este tiempo.

Entrevistador: Eli, debe hacerlo…

Eli: Se lo ruego, acabe con esto…

Entrevistador: Es necesario que la gente sepa lo que ocurrió

Eli: Y de qué servirá…

¿por qué me buscaste?

lo necesitaba

 

no quiero tu puta compasión

no, no era eso. estaba enfermo, cristina, muy enfermo. me moria y michael me dio su corazón, me salvo la vida. intenté averiguar por todos los medios de quién era el corazón y así averigué quien había sido y cómo había muerto. para mí fue muy penoso descubrir la verdad, no podia dormir. sólo quería darte las gracias, ayudar de alguna manera… darte las gracias. no te encontraba y entonces aquella mañana te vi… y ahora no puedo estar lejos de ti. no puedo.no debes tener miedo… tengo buen corazón.

Soldado #1: "Yo moriré gaseado en una trinchera. Justo ahora que mi hijo está a punto de nacer"

Soldado #2: "¿Y qué?. Yo también tengo esposa e hijos. No podré verles crecer"

Cristo: "Callaos!. Hay muchos como vosotros. Tengo muchos trenes por guiar"

Soldado #1: "¿Y él, qué hace entre nosotros?… Él no morirá.

Soldado #3: "Es cierto. Él no morirá. ¿Qué hace aquí?. No debería viajar con nosotros"

Cristo: "Dejadle en paz!. Lo suyo es diferente. Él sufrirá mucho más que ninguno de vosotros. Él envidia vuestro destino." 

…El Sr. Ruina homenajea a su manera a Terry Gilliam en su página y puede que un huracán asole el Caribe… O que otros plagien su idea…

Y es tal mi grado de frikismo cinéfago que mi hermanita me hace regalos como el que les muestro abajo…

 

Sí señores… El cofre "Brazil". DVD + Reloj + Camiseta + 2 entradas de cine, de las que dimos cuenta rápidamente, por 12 euros… 

Por cierto, no tardé en descubrir que la camisetaangel da suerte. Por ello, suelo llevarla puesta en ocasiones en las que requiero de ella (a veces, desesperadamente).

 

Y aunque no lo crean… funciona.

El conjunto de su obra se centra en la soledad forzada, la incomunicación del que se siente diferente y sobre todo, el sufrimiento.

El dolor es la marca de agua que identifica el cine de Paul Schrader. Más escritor que director (en sus propias palabras). Calvinista de formación, no son de extrañar sus obsesiones por sociedades herméticas y traumas escondidos.

Me encanta "El beso de la pantera", brillante remake de la obra maestra de Jacques Tourneau, en la que, apoyado por una prodigiosa puesta en escena, hace primar la historia del incesto necesario para la propia supervivencia por encima del terror. De hecho, éste es mostrado (y este es el mejor homenaje que le pudo hacer al clásico de Tourneau) con suavidad y prudencia.

Soy de los pocos defensores conocidos de "American Gigolo", (por defender, defiendo incluso su final sincopado) película que sufrió la pesada losa de contar con Richard Gere en el reparto, no tanto por su limitado registro, como por el tipo de público que fue a verla bajo su reclamo esperando encontrar un vehículo más para el lucimiento de la estrella.

Disfruto incluso de sus obras menores, como "Witch Hunt"… cuidado telefilm policíaco que fantasea con una ciudad de Los Ángeles en la que la práctica de la magia se ha convertido en algo común para sus habitantes…. "Forever Mine"… brillante exploración del amor, la obsesión y sus efectos fatales… O "Touch" que reune dos de sus obsesiones menos exploradas, el misticismo (en forma de estupefacto milagrero) y la podredumbre humana más vil (encarnada en un fracasado explotador sin escrupulos).

"Patty Hearts", "Mishima", "El placer de los extraños"… Su carrera está plagada de altibajos siempre interesantes en cualquier caso.

Como escritor las obras maestras se le amontonan: "Toro Salvaje", "Taxi Driver", "Yakuza"… Mezcladas con rarezas bellísimas, "La costa de los mosquitos", y experimentos fallidos "La última tentación de Cristo", "City Hall"…

Pero son tres las películas que más me acercan a él… "Hardcore", "Al límite" (Horrible título hispano para "Bringing out the dead") y sobre todas ellas "Affliction". 

Es "Al límite", la historia de la caída y posterior redención de un conductor de ambulacias insomne y sus traumas vitales que se enamora de una yonki apaleada por los demás y por si misma. Narrada por Scorsese con su piretecnia habitual, lo aparatoso sustituye a lo sórdido y las poses de tristeza desconcertada al remordimiento y al sentimiento de culpa…

Pese a todo se trata de una película enorme.

"Hardcore" narra la desaparición de una adolescente de un pueblucho ultraconservador del medio-oeste en el submundo de la pornografía de Los Angeles. La desesperada búsqueda por parte de su padre es contada por Schrader como si de un descenso a los infiernos se tratase. Las calles repletas de chulos pastoreando a sus chicas, el inframundo de los prostíbulos y los sórdidos clubes secretos, siempre llenos de desalmados capaces de pujar por una virgen… capaces de organizar pases privados de snuff movies… Todo ello nos hes contado a través de los ojos de un tipo que jamás había salido de su rutina: iglesia – trabajo – hogar…

Una vez más el sufrimiento, esta vez infringido por tus iguales.

Finalmente, "Affliction" cuenta la historia de la dura relación de un padre cruel y autoritario con su hijo, oficial de policia involucrado en la turbia investigación de un accidente de caza. Es a mí juicio su obra cumbre… En pocas ocasiones se ha descrito el dolor de un modo tan descarnado.

El dolor, siempre el dolor… ¿Por qué sufres tanto, Paul? ¿Qué es lo que te aflige?

 

Ella: "Acudiré contigo a esa exposición, pero lo haré sólo como amiga"

Él: "¿Qué quieres decir?. Creo que no te entiendo"

Ella: "Quiero decir que no seré tu cita, seré una amiga. Comeremos, lo pasaremos bien y no ocurrirá nada más"  

Él: "Sigo sin comprender"

Ella: "Vamos a ver… ¿Cómo llamas tú a las personas con las que te citas sin tener como objetivo el sexo?"

Él: "No sé… ¿Hombres?"

 

… ya nadie lincha a tipos negros ni a retrasados mentales.

En Maycomb vive un tipo que permite que los más pobres pueden hacer frente a sus deudas con cubos de patatas en lugar de dinero. Un tipo viudo que intenta hacer que el tiempo no pase al abrazar a sus hijos al contemplar atardeceres desde el porche de su casa.

En Maycomb los árboles esconden en sus troncos cajas con relojes de mano averiados y figuras talladas a mano por un hombre para el que el tiempo dejó de tener sentido demasiado pronto.

En el condado de Maycomb las mujeres se bañan tres veces al día, el tiempo mata la inocencia de los niños y éstos a su vez, matan ruiseñores con escopetas de balines…