Trasteando por el cyberspace me topé, no hace muchos días, con esta curiosa página: "The Museum of Bad Album Covers".

El delirante contenido merece un vistazo, sin duda. Sacerdotes karatekas que nos muestran (gráficamente) el poder de Dios, situaciones supuestamente sensuales más próximas a visitas ginecológicas, beatles perrunos, ventrílocuas armadas de muñecos en fotografías que nos hacen dudar sobre quién es quien, impagables carteros cantantes, lamentables equiparaciones entre mujeres y perros, o exhibiciones de sexo oral en grupo (marionetas incluidas).

Los comentarios sobran.

Disfruten…

Anuncios