Sí, ya sé. El 110 aniversario (sí que suena rebuscado) de la publicación de la novela de Stoker se celebrará el próximo año… Pero resulta altamente improvable que este blog viva tanto tiempo. Así pues, hágamos hoy lo que no podrémos hacer mañana. 

En fin… Allá va… 

Resulta tan fácil como rebuscar en la Wikipedia, pero creo que serán necesarios algunos apuntes biográficos de Stoker para empezar.

Nacido en la isla esmeralda mediado el siglo XIX y muerto en los albores de la gran guerra víctima de la sífilis. Es él, Bram Stoker.

De frágil salud, su infancia fue un rosario continuado de enfemedades varias que le mantuvieron postrado en una cama hasta cumplir los siete años. Nada que ver con lo que llegó después, ya que se convirtió en un pelirrojo tipo atlético de 1'85 metros de altura y apariencia casi bárbara.

Y como las apariencias casi nunca muestran la realidad, el deportista con aspecto cuasi neanderthal resultó profesar una gran pasión por el teatro y la poesía (antes de hacerse popular, se carteó durante años con Walt Whitman, entre otros). Cansado de una vida gris y reiterativa, abandonó su trabajo como funcionario a la edad de 30 años entrando al servicio del actor shakespeariano Christophe Frayling, tipo tan prestigioso como arrongante que le despreció durante la larga relación laboral que mantuvieron.

Es ese mismo año en el que conoce a la que será su esposa, Florece Balcome, una joven de 19 años antigua novia de Oscar Wilde, cuya extraordinaria belleza era loada en todo el Reino Unido. El matrimonio fue enormemente desgraciado en gran medida debido a la frígidez de Florence, lo que motivo la doble vida que Stoker comenzo a fomentar a partir del nacimiento de su primer y único hijo. Sobre ésta, Juan Antonio Molina Foix escribió: "por el día llevaba una ajetreada vida pública, aplicada y banal, supeditada a la megalomanía de su jefe; por la noche, renaciendo esplendorosamente como su célebre conde, mantenía una intensa y poco recomendable vida privada".

Y es que Stoker era asíduo de prostíbulos y sociedades secretas, como la Hermetic Order of the Golden Dawn, dedicada a la magia ritual y a la astrología, y entre cuyos miembros se contaban nombres tan populares como Yeats, Rider Haggard, Stevenson y Conan Doyle. Liderados todos ellos por Aleister Crowley, mago y nigromante, además de un jeta de cuidado, que uso (en el más amplio sentido de la palabra) a todos y cada uno de sus embobados acólitos.

Pero el nacimiento de "Drácula" no tuvo nada que ver con todo lo expuesto anteriormente. Según declaró su hijo, Noel, la novela nace de una terrible pesadilla provocada por una indigestión producida por una copiosa cena a base de cangrejos aliñados deglutida a altas horas de la madrugada. Curioso detalle éste… recuerdo como Amenábar parió su "Los otros" víctima de la fiebre intensa, o Mary Shelley gestó su "Frankenstein" en una situación similar.

Stoker pensó primero en crear una pieza teatral, pero su estúpido patrón fue corto de miras y lo descartó dado el desagrado que le provocaba el personaje. Fue entonces cuando decidió escribir una novela que titularía "The Undead" (El no muerto) y cuyo protagonista recibiría el nombre de Conde Wampyr, que luego fue Conde Ordog, para más tarde convertirse en Conde Pokol (Satán en rumano)…

Y es que la novela tuvo una gestación larga y difícil. Sólo con las notas de Stoker (alrededor de 100 folios) casi se podría construir otra novela diferente.

Buceando en esas notas, podemos descubrir infinidad de anecdotas entre las que he destacado las siguientes:

– En un principio, el personaje de Mina era, en lugar de la novia y esposa de Harker, su hermana.

– Kate Reed, amante de Harker, fue suprimida de la versión final del libro.

– Como también suprimido fue el pintor Francis Aytom, quien ansía pintar al conde sin conseguirlo, ya que cada vez que plasma su rostro en un lienzo, éste se transforma en el de otra persona.

– Suprimida igualmente fue la aparición del conde nada menos que en el Royal Albert Hall de Londrés durante una representación de "El holandés errante", también lo fue el encuentro de Harker y el conde en un depósito de cadáveres de Munich, así como la destrucción del castillo de Drácula, mediante una violenta sacudida de tierra, al morir éste.

Habrá más…

Anuncios