Después de infinitas persecuciones en taxi…

Después de cerrar para siempre la carrera de Audrey Hepburn…, y de paso, la de Bogdanovich…

Después de que Dorothy y John intercambiasen sus gafas de un modo tan tierno, que ahora que sabemos como acabó la historia, duele verles…

Después de todo eso…

Qué queda…

Anuncios