Cuando conduce, Ruby se inclina ligeramente sobre el volante.

Cuando habla, modula con suavidad su voz levemente ronca.

Cuando se acuesta con quien no debe, se gira sobre si misma.

Cuando recibe desánimo, se consuela posando la palma de su mano en el oceáno.

Cuando busca un paraíso, encuentra playas de Florida más grises que azules.

 

Anuncios