Claro que sí. Ya lo insinuó el padre de Chris (“Buscate la vida”) al ver a su hijo interpretar la obra “Animales sobre hielo”…

Trasladado al río patrio, basta con ver la aborregada cara de circunstancias de los actores de “Aquí no hay quien viva” al intentar vender el último disco del cantante melódico de turno. O escuchar los berridos de los comentaristas de La Sexta al cantar el gol decisivo que le valió la victoria a Lutecia sobre la Cochinchina.

Si el plan no les apetece (comprensible), echen un vistazo a los terribles problemas que el pobre Dawson debe afrontar para medrar en su dura vida.  

Ah… Y no lo olviden, entre hilos musicales ascensor style, poses soyrebeldeporqueelmundomehizoasin, ojitos de tristeza para nada fingida y convincentes encontronazos intergeneracionales, sale Michelle Williams en todo su esplendor y morbazo, el motivo de que viese la docena de capítulos que conseguí completar.

¿Quién la convenció de que era una buena idea aparecer en semejante despropósito? Tal vez Kevin Williamson?… Tal vez el mismísimo señor de las tinieblas?… Tal vez son la misma persona?

  

Anuncios