Cuando vi “Orange County”, imaginé al trío que ven en la foto, creciendo pared con pared en algún barrio pijo de Beverly Hills.

Se trata de Jake Kasdan (hijo de Larry), Colin Hanks (hijo de Tom) y Schuyler Fish (hija de Sissy Spacek).

Como les decía, les imaginé trazando planes de futuro, películas y guiones que llevarían a la pantalla en cuanto fuesen capaces de afrontar un proyecto a solas…

Pero me equivoqué…

Al parecer, ninguno de los tres se conocían entre sí. De hecho, Schuyler Fish ni siquiera creció en L.A.

Su encuentro fue casual. Jake Kasdan buscó un protagonista para su película durante meses antes de dar con Colin.

Jake, como buen hijo de quien es, creció con la idea inculcada por su padre, de que el cine se aprende viéndolo y sobre todo haciéndolo, así que a los 22 años ya había dirigido su primera peli.

En 2002 cruzó su destino con el guión que escribiera Mike White, quien lo hizo tratando de dignificar la irremediablemente descendente línea de las comedias juveniles del nuevo milenio.

“Orange County” cuenta la historia de Shaun (Colin Hanks), confuso adolescente dedicado full-time al surf y a su chica, que trata de dar un nuevo rumbo a su vida tras la muerte de un amigo y el inesperado descubrimiento de un libro surgido de la arena de una playa.   

Decidido a ser escritor tras su lectura, Shaun tendrá que enfrentarse al rechazo de su solicitud de ingreso en Stanford, a su desquiciada y desestructurada familia y a su propia crisis de prematura madurez, durante unas enloquecidas semanas que le llevarán a un desconcertante autodescubriento (amén de desprecios, encuentros inesperados y algún que otro incendio).

A mí me gustó, no me entusiasmó, pero me gustó. Si no la han visto, esta madrugada tendrán oportunidad de hacerlo… TVE 1  23:55 horas… Y si luego no es así, culpen al periodico que alguien ha olvidado por aquí y así lo anuncia.

Pero cuidado… Hay quien la considera ñoña y hueca (miren por aquí…http://www.yatv.com/cine/2002/08/224688.html). Totalmente respetable opinión, si no fuese porque esa misma persona considera a Jack Black lo mejor de la película (gluuups!!!), ignorando, per example, el imperial cameo de Kevin Kline (no acreditado, posiblemente por eso no lo cita, porque no la ha visto, como la mayoría de los que se ganan la vida haciendo reseñas de películas), todo un guiño de Jake hacia su padre.  

Anuncios