Se preguntaba Bowie si había vida en Marte en aquella mítica canción (Life on Mars). La respuesta es sencilla, basta con observar a tu alrededor para obtener una respuesta afirmativa, salgan de copas un viernesabado noche y obtendrán la confirmación. En cualquier caso, como la invasión está casi completada y es la mayoría quien designa qué es o no “normal” los cuatro tipos islandeses que forman Sigur Rós deben ser de Plutón.

Cuatro tipos islandeses poco habladores forman Sigur Rós. Un vocalista tuerto de nacimiento, homosexual, con una adolescencia solitaria que mediatizó su forma de ver la realidad, y que canta porque nadie más quiso hacerlo. Un bajista que vive en Girona, conocido por su habilidad para capturar peces con los dientes. Un batería que toca en calcetines, y un arreglista hombreorquesta (flauta, guitarra, teclados) extremadamente sensible víctima de accesos de ira incontrolables que se confiesa incapaz de hablar tras un concierto.

He tenido la inmensa suerte de verles en directo y les puedo asegurar que hacerlo supuso una catarsis difícil de explicar. Su sonido envolvente, sus canciones hipnóticas, provocaron estados alterados de conciencia masivos acompañados por enloquecidos gritos de pasión y millones de lágrimas.

Digo bien, lágrimas. Perdí la cuenta de todos aquellos que pude ver con lagrimones asomando o directamente invadiendo sus mejillas durante ese interminable y tremebundo minuto y medio final de “Hoppipola”… Si desean escuchar esta maravilla visiten la page alternativa… http://antarcticastarts.blogspot.com/ no se arrepentirán.

Cantan en islandés, se confiesan inadaptados sin remedio (en sus conciertos ni se presentan, ni hablan, ni se despiden, ni conceden bises, etc…), no conceden entrevistas y difunden su música gratuítamente por la red. Son Sigur Rós…

Conozcanles aquí… http://www.sigur-ros.co.uk/

Anuncios