“Apenas pasa una semana sin que piense en él. Era un alma vieja, un chico encantador, un fiel amigo, un poeta del corazón… Era sensible y estrafalario. Melancólico… peligroso”

Peter Bogdanovich

Anuncios