¿Quién podía pensar que uno de los más soporiferos superhéroes jamás dibujado,  iba a ser adaptado al cine por James Cameron?

¿Quién podía imaginar que un actor tan anodino como Vincent Chase terminaría convirtiéndose en estrella?

¿Quién, salvo los productores de “Aquaman” en sus mejores sueños, podía suponer que la película recaudaría casi 120 millones en un sólo fin de semana?

Y lo que es peor… ¿Cómo he terminado homenajeando el “Forgotten Silver” de Peter Jackson de modo tan burdo?…

Anuncios