Esa es la suplica… Dejen de joder las películas que forman parte de mi memoria.

Y es que amo esta película…

 

… nadie sabe hasta que punto. Forma, junto a “La Humanidad en Peligro” y “El monstruo de la Laguna Negra”, la santa trinidad que consagró, el fin de semana de mi infancia en el que las vi, como el mejor fin de semana que un niño de nueve años podrá tener jamás.

Y no, la solución no es: “Si no quieres verla, no la veas”, porque el daño que hará a las nuevas generaciones que no tienen noticia de la existencia de “El increible hombre menguante”, será irreparable. Porque se anuncia como una versión “cómica” del clásico de Jack Arnold. Porque lo dirige uno de los Wayans… Y (Oh, Dios!!) porque lo protagoniza Eddie Murphy…

Ahora más que nunca es necesario recordar aquel glorioso monólogo final. Es ahora cuando Scott Carey debe gritar a todo pulmón aquello de “Sigo existiendo!!!”…

Anuncios