Por muy difícil que me resulte entenderlo (y es mucho), este churro-blog ha sido citado en otros lugares (colegueo aparte) en algunas ocasiones.

Lamento no recordar la dirección del blog mexicano que citó el posteo dedicado a los ilustres asesinados Hollywoodienses. Tampoco recuerdo la  del tipo alemán que también lo hizo a costa del dedicado al comercial “shakespiriano” de David LaChapelle. 

Hace algún tiempo, una página activista gay recogió el posteo que dediqué a los islandeses Sigur Rós, básicamente debido a la tendencia sexual de su cantante más que por la discutible calidad del texto. Honrado me siento por ello.

Como tambien me honra el haber sido citado en Tarantinospain, excelente blog temático dedicado al bueno de Quentin, visita obligada para fanáticos del verborreico director.

Pero es el Sr. Yume el que me ha descolocado al malgastar su tiempo diseñando estos fantásticos icónos:

Más que al diseño gráfico, debería dedicarse a la psicología. Captó una parte de mí (fiables simbolos fálicos aparte) que yo mismo me siento incapaz de describir.

Con gran placer emborronaré su cuidada página de vez en cuando, Sr. Yume. Que no será mucho, por no causar demasiado estropicio.

Lo dicho… No tan agradecido y emocionado como Lina Morgan ante la próximidad de Alfredo Landa, pero casi…

Anuncios