No, no era una leyenda urbana. Barry White versionó a Joselito en una grabación que fue secuestrada por un comando compuesto por fans del pequeño mercenario liderado por José Manuel Parada.

Imagino que el gran Barry, apesadumbrado por tan traumática experiencia, decidió cambiar de peinado tras tan amargo día, decisión que lamentamos desde la Antártida.

Pasen y vean… Y no se pierdan el acojonante quejío final…

http://www.youtube.com/watch?v=D2–ZDtf8wE

Y si no han tenido bastante, echen un vistazo a la chunga versión del “Dame Veneno” que se marcaron The Beatles.

El entusiasmo de Ringo es impagable, pero no se pierdan a Paul arengando a su entregado público “Olé paya…”.

Anuncios