Primero fue él. Le robó un beso en una bodega. Lo hizo con ansiedad y torpeza… pero a ella no pareció importarle…

Después fue ella. En la misma bodega, dos años después. Por entonces ya estaban casados. Lo hizo con ansiedad y torpeza… a él pareció gustarle…

Anuncios