Como ocurriera en “Extraños en un Tren”, Emilio me ofreció un pacto que no pude rechazar. Ayer publiqué mi parte, hoy es su turno. El homenajeado es el mismo, Billy Wilder, la película no. Para sí, Emilio se reservó una obra maestra, “En Bandeja de Plata”, a la que ha dedicado una sentida reseña.

Desvío la atención hacia su page, allí se encuentra su escrito. Si están interesados, pulsen en la foto del trío protagonista de aquella maravilla dirigida por el director de origen austriaco.

Anuncios