Las visitas en mute style dicen mucho más de que podría decir cualquier comentario cortés de compromiso, algo habitual en la burrosfera. Con frecuencia visito las páginas que ilustran este posteo. Siempre en silencio, regla que no voy a romper. De hacerlo, de comentar, en algunas de ellas me sentiría como un empresario honrado en Marbella. Fuera de lugar. Son irreverentes, divertidas, no tan divertidas, alguna muy oscura, pero todas me resultan interesantes. Además del blog de Penélope que ya cité, éstos son algunos de lugares apropiados para invertir ese tiempo que pocas veces sobra…








Anuncios